domingo, 3 de mayo de 2015

El Artista


El ventrilocuo acabó su espectáculo en el triste local de siempre, con cuatro personas mirándole sin mirar, absortas en leer mensajes en su telefono, sin prestar más atención que a su gin-tonic con piña.

Entro en su camerino buscando un cigarrillo a medio consumir en el cenicero que solo contenía ceniza de otras colillas reutilizadas.

Es triste no tener dinero para nada, su dirigió a Pablito su muñeco de madera realizado con sus propias manos y le pregunto:

-¿Cómo les diremos a tu madre y tus hermanas que mañana el banco nos desahucia?

Fin

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por el comentario Gonzalo.
      La vida del artista esta cargada de miserias y poco reconocimiento en la mayoria de los casos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Qué buen microrelato. He leído varias entradas de tu blog y me encanta como escribes. Volveré, te lo aseguro, para seguir tus escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Chari BR7. Me alagas mucho con lo que me dices. Es un verdadero placer cuando una persona te muestra su interes por tus escritos, y sin duda tu me lo has proporcionado con este comentario.
      Por cierto, intuyo por la foto de tu perfil que te gustan los animales. Yo también soy un gran amante de ellos. En casa tengo una perra, y tres gatas.
      Un abrazo, y gracias de nuevo.

      Eliminar