domingo, 3 de mayo de 2015

¿Por qué?


Sangre purpurea goteaba del filo de la daga.


Miguel no creía lo que había sucedido, ¿Por qué, que ha pasado? El cuerpo tendido en el suelo del que fuese su mejor amigo aun lo miraba con cara de asombro. La policía llamaba a la puerta tras el aviso de los vecinos.

Miguel no recordaba nada, tan solo un agrio sabor ascendió por su garganta, era el presagio de que vomitaría sobre la alfombra azul. La preciosa alfombra que le regalo Karla su mujer, y al mismo tiempo amante de su amigo.

Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario