miércoles, 22 de julio de 2015

El Borracho


Juan acabó su jornada laboral y entró en el bar de abajo.

—Un Ballentines con cola —exigió.

El camarero se lo sirvió feliz. Juan era un buen cliente, era raro el día que no se tomase cinco o seis cubalibres antes de volver a su casa, eso era muy bueno para la recaudación.

Bebía uno tras otro como si la vida le fuese en ello, su sed era insaciable, aquel día batiría su propio record.

—Ponme la última, y rapidito —pidió.

Era su noveno combinado de la noche. Un camarero responsable no se lo hubiese servido, sin embargo, en Bar Peter Pan, podrían ser cualquier cosa menos eso, además el dinero siempre venía bien.



—Deprisa Pablo —gritaba Ana, las contracciones eran cada vez más frecuentes.

El aceleró el motor de su coche, debían llegar rápido al hospital. Al salir de un túnel, un extraño ocupante apareció de la nada sentado en el asiento del copiloto.

—Dios mío, ¿Quién es usted? —preguntó Pablo.

—No te asustes, ¿Conoces a Juan? —interrogó la oscura figura.

—No, no —respondió asustado.

—Mira, tras aquella curva lo conoceréis, ya verás que divertido será el viaje que nos espera a todos —dijo el Sr. Muerte.


 CONCURSO DE MICROCUENTOS "MICROTERROR III"


http://elcirculodeescritores.blogspot.com.es/2015/07/concurso-de-microcuentos-microterror-iii.html








 http://elcirculodeescritores.blogspot.com.es/

39 comentarios:

  1. en cada esquina nos aguarda el sr. Muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre esta atenta y dispuesta a abrazarnos.

      Eliminar
  2. Agazapada y escondida esperando el momento.
    Cobarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...Yayone, la muerte no tiene la culpa, ella solo hace su trabajo.
      El verdadero culpable es el borracho
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. No esperaba ese final. Muy bueno, espero que el bebé sobreviva...saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge, complicado pero podria ser...Jajaja.
      Un saludo

      Eliminar
  4. En el bar Peter Pan los adultos no quieren crecer, no maduran, beben y dan de beber sin ningún control ni responsabilidad. El terror al volante, la muerte de inocentes, una terrible y aterradora realidad. Genial, Oscar.
    Abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto compañero, este relato esta inspirado en un suceso real que finalizo con la muerte de una amiga mia, a manos de un conductor borrracho.
      Un abrazo compañero

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Ramón es terrorifico, pero muy real.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Triste pero cierto, siempre hay personas que olvidan que beber y conducir es una terrible combinación.
    Un relato que nos recuerda que la muerte puede aparecer cuando menos se le espera.
    Un abrazo colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte siempre esta dispuesta para rematar la faena de inconscientes como Juan.
      Un abrazo Felipe.

      Eliminar
  7. Un relato muy pedagógico. A Juan le va a tocar estar de maestro en esa curva per secula seculorum. Un final terrorífico, Óscar. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ragnar. Todo lo que le pase a Juan es poco.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un poco cínico ese sr Muerte. Jijiji. Aunque me da pena esa pobre mujer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      El Sr. Muerte hace su trabajo, y ese dia estaba de buen humor..jajaja.
      Me dan pena todos menos el Ca_ron del borracho.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. La vida es una maestra severa. Simpático y terrorífico micro, Oscar.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Federico, me apetecia aportar un micro con uno de los peores monstruos del mundo real.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Un micro genial, con ese final inesperado. La muerte parece estar ciega y vengarse en cualquiera.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Skuld. Ella solo hace su trabajo. Lastima que en este caso se tenga que llevar cuatro almas, con una hubiese sido suficiente.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias Mercedes. Monstruos asi hay muchos en las carreteras.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco, pero me contento con participar, y disfrutar de las aportaciones al concurso de mis compañeros.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Brutal microrrelato. Dos perspectivas de algo, por desgracias, habitual. Los accidentes de coches provocados por personas con alto nivel de alcohol en sangre. Primero nos muestras la cara oscura, la del borracho, y luego, en una trepidante escena, nos narras la otra cara: la de una familia, en este caso en estado de emergencia porque la mujer está a punto de dar a luz. En esta escena aparece una figura extraña, que les presenta crudamente su futuro próximo. El nombre del personaje borracho lo dice todo. Dejas que ese duro final se forme en la mente del lector. Genial trabajo.
    Saludos, Oscar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo.
      Si, quise dejar el desenlace final (Por otro lado incuestionable) a la interpretación del lector.
      Es duro el mensaje, y quise plasmar como tu muy bien dices las dos caras de la moneda.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Genial relato, me encantó esta personalidad de la muerte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro.
      Imagino que ese dia tenia ganas de bromas, es que su trabajo debe ser muy tedioso.
      UN abrazo

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar Akuma. Celebro que te guste el relato.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. ¡Aiiix! La particular y graciosa forma de expresarse de la Parca, me ha sacado una sonrisa tontita, lo reconozco, peeero... Cuando he leído la respuesta que le has dado a María... Se me ha borrado la sonrisa y se me ha puesto un nudo en el estómago ;(
    Lo más curioso o, tal vez no, si ya lo sabía, es el nombre del Bar: Peter Pan... Hace poco descubrí que Peter Pan era una especie de Ángel que se llevaba las Almas de los Peques que morían a un Cielo muy especial: Nunca Jamás. Quizás no haya sido tanta coincidencia el accidente, el bebé y la Muerte...
    ¡Triste! ¡Muy triste!
    ¡Y una gran, dura y puta realidad!
    Besines ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Campanilla.
      Peter Pan, el nombre del bar, es en realidad un guiño indicando que tanto usuarios como propietarios se comportan como niños sin responsabilizarse de sus actos. No conocia la versión del Angel...aunque también valdria para el relato..Jajaja.
      Es triste pero real, como ya dijé antes, esta historia no es imaginaria, Ojala lo fuese.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Saludos Oscar, excelente micro, de terror y mucho para la reflexión en ser responsables por uno mismo y por los demás. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mery.
      Es una historia cotidiana que crea desgracias en muchos inocentes.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Está claro que iba a ser una noche única para el estimado cliente fetiche del Peter Pan. Una maliciosa forma de rematar la faena con la aparición de la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, una noche única para el inconsciente. Y su falta de luz originó la muerte de personas inocentes. La muerte solo fue el instrumento, el verdadero culpable es el borracho.
      Un abrazo compañero.

      Eliminar
  19. No sé cómo se me había pasado este micro, Oscar :(

    Pocas letras para hacer aparecer en nuestra mente una historia brutal y penosamente familiar, pero con un toque terrorífico por la presencia misma de la Muerte como un personaje más.

    Dramático, irónico, aleccionador y con una reflexión implícita... ¡genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia por comentar. Es una historia y dura, de como cualquier descerebrado puede cambiar nuestro destino.
      Un abrazo.

      Eliminar