domingo, 20 de diciembre de 2015

Arrestando a Santa Claus



     —El viejo ha caído, capitán —informó el agente Collins.

     Paul Morris sonreía mientras colgaba el auricular del teléfono. “Chris kringle alias Santa Claus, te tengo —se dijo”.

     —Maldito degenerado. ¿Creías que no lo recordaría?

     Los cargos contra el señor Kringle eran irrefutables. Un anciano que vive escondido rodeado de preadolescentes esclavizados a los que llama elfos. Un individuo que se cuela con nocturnidad por las chimeneas en las casas donde hay niños. "Te vas a pudrir en presidio, cerdo pederasta".

    —¿Por qué no me dejaste la bicicleta que te pedí? —preguntó Morris. Nunca se lo había perdonado.



Relato presentado a : 
CONCURSO DE MICRORRELATOS NAVIDEÑOS "LA CARA OCULTA II"


35 comentarios:

  1. Muy bueno, Oscar. Todo un giro respecto a Santa.
    El final me dibujó una macabra sonrisa.
    Abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Gracias Federico, compañero.
      Hay algo oscuro en la figura de Santa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Genial, una visión completamente distinta de nuestro querido "Santa".
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por comentar. Bueno, digamos que Morris es muy rencoroso...Jajajaja.
      Felices fiestas.

      Eliminar
  3. Y, además, allanador de moradas. Con él a la cárcel, si señor. Desde niño que le tengo ganas, desde que mis amigos los Reyes Magos me dijeron que les hacía competencia desleal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...Si, los reyes magos son nuestro referente. Santa Claus tiene muchas cosas raras que esconder.
      Gracias por tu comentario, amigo.
      Un abrazo
      Bon Nadal.

      Eliminar
  4. La peor máscara que se le podría poner a Santa Claus, una verdadera cara oculta de la Navidad en nombre del rencor generado en la infancia. Genial, Oscar.
    ¡Abrazo, Extraordinario Compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar.
      Santa Claus debería haber dejado la bicicleta en casa del capitán Morris cuando este era niño. Sin saberlo se estaba forjando un gran enemigo…Jajaja.
      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  5. Vaya, existe gente rencorosa de verdad. Pobrecito Santa.
    Una horrible venganza por una simplicidad de una bicicleta.
    Un beso. Magnífico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que para el niño Morris que no le dejara esa bicicleta, fue un golpe muy duro...Jajajaj.
      Gracias por tu comentario, Mercedes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hacer justicia y vengarse, dos propósitos cumplidos con la detención del sr. Kringle. Relamente una cara muuuuuy oscura de la Navidad.

    Muy bueno, Oscar!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia.
      Todos tenemos nuestro lado oscuro, y Santa también...Jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. No es de mi gusto el Claus ese, tiene hasta nombre Alemán. ¿No será un nazi camuflado?
    Un relato bueno,bueno.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco.
      Pues puede ser....jajajaja. Nunca se sabe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me encanta, Oscar!! Una visión de santa claus corrupto que es muy realista hoy en día por desgracia!!
    Muy bueno!!! Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Agustin.
      En un mundo con tanta corrupcíón ya no se escapa ni Santa Claus. Cada día nos llevamos un nuevo susto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco.
      Si, no podía escapar por mucho tiempo del capítan Morris...Jajaja.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Que tal rencor de Morris!! Todo lo generó aquella bicicleta no regalada. Muy buen micro Oscar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El niño Morris se hizo una promesa aquella navidad, y años después se vengó
      Gracias por comentar, tania.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Como dice la popular frase... "la venganza es un plato que se sirve frío", y en este caso es cierto no sólo por el tiempo transcurrido, sino porque haya sido (o podido ser si era otra época) en navidad jaja. Un saludo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar José Carlos.
      Morris se la tenía jurada. Solo tuvo que esperar a dirigir la comisaria y atraparle para presentar cargos contra Santa…Jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No había pensado en ese punto de vista, tapiaré la chimenea jejeje. Muy bueno :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien Jorge. En vista de las acusaciones que hay contra él, nunca está de más tomar precauciones…jajajaja.
      Un saludo

      Eliminar
  13. jejeje aún le guarda rencor. Voy a hacer repaso que a mí también me ha fallado algún año... uhmmm.
    Un abrazo. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues date prisa, y te presentas como acusación particular…Jajaja.
      Gracias por comentar Soledad. Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡¡ Te lo cargaste!! Muy bueno desde el punto de vista de venganza. ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...Si, Santa ya esta preso. Ahora tendra que responder por sus delitos.
      Feliz navidad.

      Eliminar
  15. Yo siempre he sido de los reyes magos, así que agradezco que veamos su verdadera cara, ¿elfos? ¡ja!!! ¿Quién se lo cree?
    Muy bueno Oscar, con ese toque de humor negro que te caracteriza, ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene.
      Eso digo yo...¿Quién se cree a ese viejo?...Jajaja.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  16. En mi país no se celebra los reyes magos, por lo que si arrestan a ese viejito de rojo nos quedamos todos sin regalos... Obligado a dejar de creer en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, seguro que sale en libertad bajo fianza…Él puede pagarla sin problemas, en cada casa que entra roba un dólar…Haz números de lo que factura cada año…Jajaja.
      Gracias por comentar

      Eliminar
  17. Chico, me ha encantado el micro. LosReyes Magos estarán super contentos.
    Un abracico, Oscar y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  18. Ja ja ja! Mirado en profundidad, era un asaltante!!! Me has quitado la mirada ingenua sobre el gordo...
    Un abrazo y Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  19. Una frase final que da un tono humorístico al relato, de humor negro, claro. Una nueva visión de Santa que encaja perfectamente con lo que se supone es su vida y su trabajo. Mejor no dejarle entrar en casa...
    Saludos, Oscar.

    ResponderEliminar